EU permite entrada a cientos de migrantes de albergues de Tijuana

Una coalición de organizaciones de la frontera de California consiguió que el Gobierno de Estados Unidos dejara pasar a cientos de migrantes que han esperado oportunidad para solicitar asilo en albergues de Tijuana, informó la organización Border Angels.

La directora ejecutiva del grupo, Dulce García, dijo que unos 300 migrantes de albergues que apoya su organización en Tijuana han cruzado hasta el momento la frontera.

Subrayó que a principios de abril, su organización sostuvo un encuentro virtual con los directores de 17 albergues, en su mayoría de Tijuana, para preguntarles qué es lo que querían que ella informara al Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Todos los directores dijeron que querían que se reabriera el proceso de asilo, señaló.

«El 18 de abril, cuando Border Angels se reunió con funcionarios de DHS, ellos aceptaron. Nos dieron la oportunidad de cruzar algunos solicitantes de asilo cada día, una noticia que llenó de alegría a los directores del albergue», dijo García.

Deroguen el Título 42

Agregó que ya fueron identificados los migrantes seleccionados que cruzarán los próximos días y no habrá oportunidad de incluir a más personas para que sean procesadas, a menos de que el gobierno estadounidense restaure el proceso de asilo.

«Nosotros lamentamos muchísimo que solo algunas personas lleguen a cruzar la frontera, mientras tantas otras se quedarán viviendo en riesgo, a menos que en realidad termine la implementación del Título 42 y se restaure el proceso de asilo», dijo García.

El Título 42, que devuelve de forma expedita a los inmigrantes en la frontera, fue puesto en marcha en marzo de 2020 para detener el flujo migratorio argumentando los riesgos de la pandemia de la covid-19.

El gobierno de Joe Biden anunció que el 23 de mayo suspendería el uso de esta medida, a la cual recurrió su predecesor Donald Trump hace dos años y por la cual unos 1.7 millones de migrantes han sido expulsados en la frontera sur.

Sin embargo, un juez federal en Louisiana ordenó una suspensión temporal de la decisión del gobierno y fijó una audiencia para el 13 de mayo en la cual se determinará si puede rescindirse el Título 42.

Golpe antiinmigrante

Un magistrado federal rechazó este miércoles un pedido de la Administración Biden para desestimar una demanda interpuesta por la fiscal general de Florida, Ashley Moody, contra la decisión del gobierno de permitir la liberación inmediata de indocumentados considerados de bajo riesgo, una política migratoria como «catch and release» («atrapar y liberar»).

La práctica, que el gobierno de Donald Trump eliminó y luego Biden reinstauró, consiste en dejar en libertad a los indocumentados detenidos tras cruzar la frontera si son considerados de bajo riesgo, como menores de edad, familias o solicitantes de asilo, mientras esperan sus audiencias de inmigración.

Ante el argumento del Gobierno de Biden de que tienen «discreción sin restricciones» para decidir sobre materia migratoria, el magistrado resaltó en su escrito que «está bien establecido que nadie, ni siquiera el presidente, está por encima de la ley».

«La Corte tiene indiscutiblemente la autoridad para decir cuál es la ley y para invalidar la acción del poder ejecutivo que contraviene la ley y/o la Constitución», añadió.

Victoria republicana

«La orden de hoy es una gran victoria en nuestra lucha para obligar a la Administración Biden a solucionar la crisis siguiendo la ley», señaló en un comunicado Moody, tras conocerse la decisión del magistrado que permite a Florida seguir adelante con su querella.

La fiscal general de Florida prometió continuar el caso para responsabilizar a la Administración de Biden por ignorar las leyes de inmigración de seguridad pública.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...