Sueldos exorbitantes perciben el presidente del INE, sus 10 “consejeros” y sus 11 “asesores”

Más que  preocuparse por las campañas electorales que realicen los candidatos a la presidencia de México, al Senado y Diputaciones federales al Congreso de la Unión, a quien se debe vigilar y en serio es al presidente del Instituto Nacional Electoral (INE)  Lorenzo Córdova Vianello, quien desde que tomó posesión de ese cargo que le ha quedado muy grande, ha tenido más desaciertos que virtudes y lo que a ese señor como a los 10 consejeros del INE lo que más les ha importado es su estratosférico salario, así como los millones que exigen para realizar las elecciones de este 1 de julio del año en curso, y lo más lamentable es que como cada seis años que hay elecciones por la presidencia de la República Mexicana, en los años 2006 y 2012 han existido problemáticas en torno al conteo de votos, en donde ya se debería contar con un proceso claro, nítido y transparente referente a las casillas que se instalan, porque todo ello es un desorden y quien escribe lo ha constatado como supervisor,  capacitador y como Presidente de Casilla, en donde lo que menos le importa a Lorenzo Córdova y los anteriores presidente del IFE y ahora INE, es dar a los funcionarios de casilla, presidente, secretario y escrutadores un trato digno, como es una remuneración digna a dichos funcionarios que ese día de elecciones los escrutadores están más de 13 horas y el presidente y secretario de 15 a 20 horas ya que son los encargados de entregar las boletas y en las recepciones en lugar de ser  rápidas y activas el recibimiento de actas y votos, es una “pachanga” de espera, tardanza y enojo de  los funcionarios de casilla, y por ese y mucho más motivos la gente no quiere participar, porque esa   mísera “compensación” ni para desayunar, comer y cenar les sirve, en cambio Lorenzo Córdova Vianello y secuaces (los tesoreros) sí tienes sueltos súper elevados, así como compensaciones y aguinaldos que no merecen, y lo peor es que le dicen al  Mexicano que es  su “deber” participar en la contienda electoral como funcionarios de casilla por el bien del país, cuando en muchos casos se han detectado fraudes en el conteo de votos y por supuesto impugnaciones.

Los 10 “consejeros” por sueldo, compensación, aguinaldo, comidas y prima vacacional, cada consejero del INE cuesta a los mexicanos 4 millones 522 mil pesos al año. Privilegiados en un país de pobres, a estos “servidores públicos” se les otorgan tres seguros, una camioneta, un iPad y un celular, con cargo al erario. Para 2018, el INE busca incrementar su presupuesto en más de 3 mil millones

Por lo que, la austeridad no ha llegado al Instituto Nacional Electoral (INE): 10 consejeros (encabezados por el doctor Lorenzo Córdova Vianello) perciben, cada uno, 303 mil pesos brutos (220 mil pesos netos) mensuales, integrados por sueldo y compensación garantizada, reveló el oficio INE/DEA/4635/2017.

Esos ingresos superan en 94 mil pesos las percepciones del presidente Enrique Peña Nieto, quien según el Portal de Obligaciones de Transparencia gana 209 mil 135 pesos brutos al mes (142 mil 33 pesos netos).

El onceavo consejero electoral –del que no se revela la identidad en el documento obtenido por medio de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental– gana menos que sus colegas pero más que el presidente de la República: sus percepciones brutas ascienden a 270 mil 715 pesos al mes (187 mil 888 pesos netos).

La élite electoral (que se enfrenta a una profunda crisis de legitimidad) lejos está de las penurias que pasan 53 millones 418 mil mexicanos que sobreviven en situación de pobreza, de acuerdo con cifras oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Además de las percepciones mensuales que reciben los consejeros, el erario les paga tres costosas prestaciones por igual. Se trata de un aguinaldo de 350 mil 178 pesos; dos primas vacacionales por 32 mil 688 pesos en total (1 mil 634 pesos por día hábil descansado); y 545 pesos diarios, con excepción de fines de semana, para alimentación (11 mil 970 pesos mensuales). Tan sólo el gasto diario en comidas representa 6.8 salarios mínimos, tasados este 2017 en 80 pesos por jornada laboral.

De la información del INE se desprende que los 11 consejeros cuestan a los mexicanos 49 millones de pesos anuales (a razón de 4 millones 522 mil 542 pesos por funcionario, con excepción del que obtiene “sólo” 3 millones 775 mil 86 pesos).

Y para rematar, Lorenzo Córdova Vianello tiene  11 “asesores” su coordinador Luis Emilio Giménez Cacho tiene salario de 212 mil 625 pesos; su coordinador de Comunicación Social Rubén Alvarez Mendiola gana 183 mil 492 pesos al mes; su “secretario” particular Javier Naranjo recibe 180 mil 404 pesos y la recepcionista de la presidencia del INE, 27 mil pesos.

Y, aún quieren más   dinero cuando su “actuación” no es acorde con los salarios estratosféricos que reciben, y eso sin contar con los “moches” que reciben por determinada “petición” de dirigentes o candidatos de cualquiera de los partidos políticos, porque entre ello no tiene privilegios y están a expensas del mejor postor. Es cuánto.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...