Evoluciona acopio de residuos reciclables: Agenda Ambiental

San Luis Potosí, SLP.- Desde hace unos años, la Agenda Ambiental de la UASLP lleva a cabo el acopio de residuos reciclables, ahora evoluciona para transformarse en un espacio de prácticas de consumo responsable, así lo indicó la ingeniera Laura Daniela Hernández Rodríguez coordinadora del Sistema de Gestión Ambiental.

En entrevista,  Hernández Rodríguez, manifestó que vieron la necesidad no solo de acopiar para reciclar, sino ir más allá con el tema de educación ambiental.

“fomentamos no solo las tres típicas R reducir reutilizar y reciclar, añadimos dos más:  rechazar y reparar, tratando que la comunidad universitaria pueda comprender los conceptos y presentar prácticas de consumo responsable, como el cambalache de libros, reutronic encargado de reparar equipos electrodomésticos o electrónicos para que tengan un segundo uso, todo se realizan sin fin de lucro”.

El Sistema de Gestión Ambiental realiza otras prácticas fomentando la reutilización de materiales, “tenemos programas como el unihuerto, que reutiliza materiales, por ejemplo, las palets para hacer camas de cultivo, cubetas para hacer lombricomposta, los tubos del papel sanitario para semilleros. En esta ocasión tenemos un juego para que entiendan cómo funciona el bosque y cómo se separan los residuos domésticos”.

Destacó que cuentan con este espacio para que la comunidad empiece a familiarizarse, sensibilizarse, acerca de temas ambientales y fomentar los programas permanentes con los que cuenta la Agenda Ambiental, además de lo que siempre se ha venido haciendo.

“Ha habido interesante respuesta por parte de estudiantes, profesores interesados han acudido con sus grupos y se las ha ofrecido platicas. Por ejemplo, en la Facultad de Contaduría y Administración se realizó una práctica de alusión al consumo del tabaco y de las colillas, todo ello en relación a la gestión ambiental”.

Consideró que la comunidad universitaria ha captado la evolución del acopio de residuos reciclables, siendo esta la segunda vez que se efectúa bajo este giro, “algunas personas se quedaron acostumbradas, ya que durante ocho años solo se enfocaba al acopio de residuos electrónicos, ahora bajo esta modalidad recibimos una gran respuesta”.

Durante este acopio muchos de los libros que llegan a cambalache o a papel post consumo, se donarán a la División de Difusión Cultural (DDC) porque están desarrollando una campaña interesante de donación de libros para traducción a braille.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...