Plan para contener inflación incluye «precios de garantía» para 24 productos

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este miércoles un «plan antiinflación» que consistirá en «precios de garantía» para 24 productos de la canasta básica para mitigar la inflación general más alta en dos décadas.

Aunque prometió revelar el plan definitivo dentro de una semana, el mandatario adelantó en su conferencia matutina que ha negociado con las empresas para que el precio de una canasta básica no varíe por región o por negocio.

«Que tengamos un precio parejo, de una canasta básica, que se pueda comprar al mismo precio en la Ciudad de México o en Tijuana, en Valladolid o en Tapachula, un precio justo, es una contribución de los productores, distribuidores y las grandes tiendas departamentales», manifestó.

El presidente informó del plan tras reportarse una inflación general de 7,72 % anual en la primera quincena de abril, la tasa más alta en 21 años, en medio de la disrupción de cadenas de suministro que dejó la pandemia y la invasión de Rusia en Ucrania.

El mandatario descartó un «control de precios» y, en su lugar, habló de acuerdo con «con grandes productores de alimentos, distribuidores y tiendas departamentales».

Aunque no ofreció más detalles, su propuesta hace eco de los «precios de garantía» que anunció al inicio de su mandato, en enero de 2019, para la compra de granos básicos a productores del campo.

“Vamos a garantizar precios justos, para no hablar con redundancia, en los básicos. Precio de garantía, que es otro instrumento importante, en maíz, en frijol, en arroz, en leche, es parte del plan, y sin establecer control de precios», mencionó.

El presidente exhortó “a los campesinos para que se siembre maíz, se siembre frijol, lo básico, porque se enfrenta la carestía, se enfrenta la inflación, con el autoconsumo».

Cuestionado por el incremento de los combustibles, López Obrador argumentó que en energéticos la inflación de México ha sido solo de 0,6 %, mientras que en Estados Unidos ha sido de 2,5 %.

Por ello, donde existe «más impacto inflacionario es en alimentos», por lo que las acciones del Gobierno se encaminarán a ese rubro.

Aun así, indicó que los precios de gasolinas, de gas, diésel y de la luz también son «parte de este plan».

«No van a aumentar los impuestos, y lo que es más importante, no va aumentar el precio de la luz», insistió.

Compartir esta información desde los siguientes enlaces:

También te podría gustar...